Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Equipos y ensayos para control de calidad

Control de Color en la industria Textil

¿Cómo verificar y medir el color de ese vestido?

El color de la moqueta de la oficina. El color de la ropa que nos ponemos. El color de las cortinas que nos dan la sombra. Los tejidos son un elemento básico en cualquier ambiente o situación de la vida humana. Igual que cualquier otro producto que usemos, el color, es esencial para crear esa primera impresión duradera que diferencie su imagen o su producto del de la competencia. Es un factor decisivo ya que es el primer elemento que atrae la atención de las personas y por esa razón es importante darle importancia a la medición del color para poder garantizar una continuidad precisa en su fabricación, que no haya diferencias de color entre los productos y la posibilidad de coordinación con otros elementos.

Uno de los primeros factores a determinar en la medición del color, es el tipo de proceso que usaremos. Sea cual sea la herramienta seleccionada para examinar el color, hemos de asegurarnos que suponga un método repetitivo y reproducible de control.

 

VALORACIÓN VISUAL

Dado que diferentes personas experimentan el color de manera diferente, hemos de tener en cuenta todas las demás variables para lograr una medición de color coherente. Sin embargo, este control del color requiere un procedimiento estándar y el primer paso sería disponer de un área de visualización estandarizada, como SpectraLight QC de X-Rite.

La cabina de luces Spectralight QC ofrece un entorno neutro (gris MUNSELL N7) con fuentes de luz consistentes y de alta precisión que simulan las condiciones de iluminación estándar reconocidas internacionalmente para poder analizar el producto de manera correcta y detectar posibles diferencias en el color. La luz de día puede variar dependiendo de donde estemos situados y de la climatología, por eso se estandarizaron los iluminantes que simulan las diferentes condiciones de luz.

Así, por ejemplo, la D65 (basada en la luz del día) es fundamental para la medición de color y se acepta globalmente como la fuente de luz representativa para controlar tantas variaciones entre la luz del día en diferentes ubicaciones.

La luz del día D65 puede también variar entre las diferentes cabinas de luz, entre otras en la cabina Spectralight QC que hemos mencionado anteriormente. La calidad de D65 se califica utilizando una escala internacional creada por el CIE y conocida como Publicación S 012 / E (ISO 23603) "Método estándar de evaluación de la calidad espectral de simuladores de luz diurna para la evaluación visual y la medición del color".

Aun teniendo el entorno y la luz controlada gracias a la cabina de luz, se requieren protocolos precisos para que el análisis del color se transmita entre los clientes y los proveedores. Dichos protocolos aseguran que las observaciones entre las muestras de color se estandaricen entre diferentes ubicaciones y usuarios y que no haya diferencias en el color de un producto u otro de la misma referencia. Normalmente tanto muestra como patrón se situarán en el mismo ángulo que determine el protocolo. No debe haber ningún otro objeto dentro de la cabina de luz y ésta debe encontrarse en buen estado de limpieza. Importante también a la hora de controlar el color de un tejido, controlar temperatura y humedad ambiental (en caso de que lo marque el protocolo deberá realizarse un acondicionamiento previo de la muestra).

Suele haber dos geometrías de observación a la hora de realizar la medición del color. A la izquierda, la ilustración muestra que la muestra está iluminada en un ángulo de 0 °, y el usuario observa la muestra en un ángulo de 45 °. En la valoración del control del color, esto se conoce como "geometría de visualización 0/45". A la derecha, la ilustración muestra que la muestra está iluminada en un ángulo de 45 °, y el usuario observa la muestra en un ángulo de 0 °. Esto se conoce como "geometría de visualización 45/0".

 

En todo el caso dependerá de la habilidad de la persona en percibir pequeñas diferencias de color, lo cual podrá ser evaluado con diferentes tests o programas. (Farnsworth).

        

 

VALORACION FISICA DEL COLOR

Un método más preciso y objetivo para asegurar que no hay diferencias de color entre muestra y producto, sería realizar la medición física del color mediante un espectrofotómetro. Para la industria textil, la geometría recomendada y más extendida de espectrofotómetro es la difusa/8º.

Dentro de la gama de equipos de X-rite para el control del color podemos encontrar tanto equipos portátiles como de sobremesa; cada espectrofotómetro con diferentes prestaciones y especificaciones.


Ci4200
Ci6x Ci4200 Ci7X00

 

Al igual que con las cabinas de luces, si utilizamos un espectofotómetro para obtener una medición correcta y precisa del color es necesario establecer un método repetitivo y reproducible.

Del mismo modo, es necesario y muy importante, acordar un protocolo entre cliente y proveedor para la medición de las muestras y así evitar diferencias de color provenientes por el usuario o la ubicación.

Normalmente y a ser posible las muestras se medirán en diferentes puntos de las mismas, gracias a la medición múltiple. Se recomienda usar el área de medición de color más grande disponible en el espectofotómetro, siempre que sea posible, asegurándonos que la muestra cubra totalmente dicha área.

Asimismo, al igual que lo recomendábamos en las cabinas de luz, en caso de ser necesario, debe contemplarse la necesidad de acondicionar la muestra si ésta es sensible a las variaciones en la temperatura y la humedad.

Dentro del proceso textil nos podemos encontrar con muchos tipos de muestras diferentes y cada una con su particularidad a la hora de medir el color: fibras o Flock; hilo; tejido, género de punto, curtidos rasos, curtidos con pelo, … Encontrar un método de controlar el color del producto textil repetitivo para todos ellos no siempre es fácil.

Para determinar si un método de control del color con espectofotómetro es correcto, será necesario hacer varias comprobaciones de color sobre la misma muestra y por diferentes usuarios. Si la incertidumbre de las lecturas en diferencia de color resulta aceptable para nuestro nivel de tolerancia, consideraremos el método como correcto.

Puntos básicos a tener en consideración:

  • Opacidad de la muestra: Hemos de evitar que la luz que incide sobre la muestra atraviese la misma. En tejidos más o menos gruesos (algodón, lana, poliéster...), la opacidad se consigue haciendo varios pliegues. Cuando el material es más ligero (tipo seda, organdí, tul...) son necesarios muchos pliegues y aun así no siempre se consigue la opacidad idónea. Para esos casos será necesario incluir siempre un fondo neutro a nuestra muestra, de modo que siempre tengamos el mismo trasfondo.

Para el caso de hilo, generalmente, se usan pestañas de cartoncillo sobre las que se dispone paralelamente la misma cantidad de hilo o bien se realiza una madeja también siempre con la misma cantidad de hilo. Si no se consigue una repetitividad con cualquiera de esos dos casos, será necesario confeccionar una media o calcetín para lograr suficiente opacidad y controlar el color de manera adecuada.

En el caso de fibras o Flock, suelen usarse cápsulas de cristal y/o plástico transparente que son rellenadas con dichas fibras y medidas a través del soporte.

  • Direccionalidad: En muchos casos hay protocolos que marcan el giro de las muestras cuatro o más veces, en otros casos sin variar la dirección se toman las cuatro lecturas de puntos diferentes. Sea como sea ha de haber establecido un protocolo que lo especifique. 

Para controlar el color en muestras como la pana, el terciopelo, moqueta, el curtido con pelo… donde hay una marcada diferencia de color entre la muestra peinada en un sentido u en otro, se habrá de acordar de forma precisa dichos protocolos para no dar lugar a malos entendidos por diferencias en el color.

Por lo tanto, es imprescindible sea cual sea el tipo de muestra, tener acordado el protocolo de medición del color que se vaya a seguir.

El caso más complicado puede ser el de controlar el color de las muestras multicolor, donde no es posible conseguir aislar un área suficientemente grande para su medición.

Con el nuevo espectrofotómetro de imagen sin contacto Metavue, es posible llegar a la comparación e incluso formulación de color aislándolo con un área de 2 mm.

  

 

Toda la información sombre medidores de #color #espectrofotómetros #cabinadeluces #cartadecolores