Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Equipos y ensayos para control de calidad

Tratamiento de superficies: Rugosidad, Perfil y Limpieza

La preparacion de la superficie y su tratamiento es fundamental para que la aplicación del revestimiento sea satisfactoria.

Una limpieza y un buen tratamiento de la superficie es crucial para un rendimiento óptimo del recubrimiento. Una correcta preparación puede suponer un ahorro en el uso de material y una optimización del recubrimiento. Para controlar que nuestra superficie se encuentra en un estado óptimo para la aplicación, disponemos de varios equipos.

Limpieza de Superficies

El análisis de la limpieza de superficies proporciona datos sobre el nivel de contaminantes que hay depositados sobre la superficie. +

Perfil de Superficies

Para optimizar el rendimiento del recubrimiento y el uso del material, es necesario evaluar y medir la altura del perfil de la superficie. ESto determinará la adherencia, cobertura y volumen total del recubrimiento aplicado. +

Rugosidad

Medida empleada para caracterizar la textura de la superficie. La rugosidad evalúa las pequeñas desviaciones verticales de la superficie nominal que vienen normalmente determinadas por las características del material, el proceso de transformado de la pieza o las aportadas por el propio recubrimiento. Para esta medida se utiliza un rugosímetro que proporciona la profundidad media de los valores absolutos de las desviaciones, Rz y el valor medio de las desviaciones en una longitud específica de la superficie, Ra como parámetros más destacados. +